Diálogos con la mente Digital: La Misión del educador en la sociedad del conocimiento

Xavier Ferrer i Serra, CEO de mudit.org, consultor en educación, experiencias y transformación digital . https://www.linkedin.com/in/xavier-ferrer-i-serra/

Introducción

En el mosaico del mundo contemporáneo, donde hilos digitales entretejen el tejido de nuestra vida cotidiana, la educación ha surgido , inesperadamente, como un recurso económico primordial. Los educadores, se erigen como los cocreadores del  futuro de generaciones enteras que necesitan un acompañamiento eficaz en el tránsito hacia sociedades donde las tecnologías exponenciales  son el eje del desarrollo económico. En medio de esta transformación, la revolución digital—impulsada por Internet, redes, tecnologías divergentes y notablemente, por la inteligencia artificial—ha dinamitado todos los paradigmas tradicionales.

El Paradigma Evolutivo del Educador

Las preguntas que enfrentamos hoy son cruciales: ¿Sigue siendo pertinente la evaluación de un conocimiento basado en la memoria, si el conocimiento es fácilmente accesible desde un buscador? Si la ubicuidad de las calculadoras no ha desmerecido su utilidad en los exámenes, ¿por qué debería verse diferente el uso de Google o ChatGPT? ¿Por qué nos aferramos a un sistema de evaluación pensado para igualar personas , y por qué no empezamos a gestar una educación personalizada? ¿Por qué no poner el foco en el proceso colaborativo y no en el resultado competitivo?

Como educadores, se nos convoca a evolucionar, a entrelazar nuestros métodos con los avances tecnológicos, a desaprender lo obsoleto y a reaprender desde una perspectiva orientada al futuro.

De lo industrial a lo informacional: La transformación del aula aumentada.

En la sociedad industrial pasada, la educación era un medio para producir trabajadores disciplinados. El conocimiento era estandarizado, la disciplina era impuesta y una estructura jerárquica de conocimiento reinaba. Este modelo ahora es obsoleto en la sociedad del conocimiento.

Hoy, debemos pivotar hacia un cambio de modelo desde el fomento de competencias como la creatividad, el pensamiento crítico, la solución de problemas, la comunicación efectiva, el trabajo en equipo y la adaptabilidad. Estas habilidades son vitales para navegar por las fluidas demandas del mercado laboral contemporáneo.

 El concepto de “aula aumentada” emerge en este contexto, como un entorno de aprendizaje que extiende y amplifica las posibilidades del espacio físico de un aula tradicional mediante la integración de un espacio virtual. Este modelo busca potenciar los procesos de enseñanza y aprendizaje al combinar lo mejor de los entornos presenciales y digitales, permitiendo interacciones más flexibles, accesibles y enriquecedoras para los estudiantes y docentes.

En una aula aumentada, las limitaciones físicas y temporales típicas de una aula presencial se ven diluidas. Por ejemplo, las interacciones pueden ser asincrónicas, lo que significa que no están restringidas a los horarios de clase y pueden suceder en cualquier momento, facilitando así un intercambio continuo y flexible de ideas y recursos.

El aula aumentada, entonces, no se limita a resolver problemas prácticos de distribución de materiales didácticos, sino que se enfoca en construir un nuevo modelo de conocimiento y aprendizaje, aprovechando las TIC para conectar a los sujetos que aprenden y enseñan en un mundo donde adquirir conocimientos es una actividad constante y diversificada.

En resumen, el aula aumentada representa un cambio paradigmático en la educación, donde los límites de espacio y tiempo del aula convencional se expanden para incluir un espacio virtual colaborativo y dinámico, capaz de mejorar la calidad y la accesibilidad del aprendizaje.

La inteligencia artificial (IA) puede aplicarse en el aula aumentada de diversas formas para enriquecer la experiencia de aprendizaje y facilitar la labor docente. Aquí algunos ejemplos de cómo implementar la IA en un entorno de aula aumentada:

  1. Personalización del Aprendizaje: La IA puede analizar el rendimiento y el estilo de aprendizaje de cada estudiante para personalizar el contenido, las actividades y las evaluaciones. Esto se logra a través de sistemas de gestión del aprendizaje que adaptan los materiales educativos según las necesidades individuales.
  2. Asistentes Virtuales: Los chatbots con IA pueden actuar como tutores o asistentes virtuales dentro del aula virtual, ofreciendo apoyo y recursos adicionales, respondiendo preguntas frecuentes y guiando a los estudiantes a través de conceptos complejos.
  3. Evaluación y Retroalimentación: Los sistemas de IA pueden evaluar automáticamente las tareas y pruebas, proporcionando una retroalimentación instantánea y detallada que ayuda a los estudiantes a mejorar su comprensión de los temas tratados.
  4. Analítica del Aprendizaje: La IA puede recoger y analizar datos sobre cómo los estudiantes interactúan con el material del curso, lo que permite a los educadores identificar tendencias, prever dificultades de aprendizaje y ajustar sus métodos de enseñanza.
  5. Aumento de Contenidos: La IA puede generar automáticamente contenido adicional basado en los temas tratados en clase, como resúmenes, preguntas de práctica adicionales o simulaciones interactivas.
  6. Detección de Plagio: Las herramientas de IA pueden ser utilizadas para verificar la originalidad de los trabajos presentados por los estudiantes, asegurando la integridad académica.
  7. Mejora de la Accesibilidad: Para los estudiantes con necesidades especiales, la IA puede ofrecer soluciones como la transcripción automática de voz a texto o la adaptación de materiales para satisfacer requisitos de accesibilidad específicos.
  8. Idiomas y Traducción: La IA puede facilitar la comprensión de idiomas extranjeros a través de herramientas de traducción en tiempo real y programas de aprendizaje de idiomas basados en IA.
  9. Simulaciones y Modelos Predictivos: En asignaturas como las ciencias y la economía, la IA puede usarse para crear modelos y simulaciones que permitan a los estudiantes explorar escenarios y comprender mejor los conceptos abstractos.

Para aplicar con éxito la IA en el aula aumentada, es fundamental que los docentes reciban la formación adecuada para manejar estas tecnologías y entender cómo integrarlas de forma pedagógica. Además, es importante garantizar que todos los estudiantes tengan acceso equitativo a la tecnología y que se mantenga un equilibrio entre las interacciones humanas y las mediadas por tecnología. La clave está en utilizar la IA no para reemplazar al educador, sino para complementar y enriquecer las estrategias de enseñanza y aprendizaje.

La Maestría del Facilitador

El rol del educador se ha de ver transformado de ser un mero proveedor de información a un facilitador del aprendizaje. El docente, debe cultivar la curiosidad, fomentar la colaboración y guiar a los estudiantes en la construcción de su propio conocimiento a través de experiencias tangibles y significativas. La tecnología, lejos de ser una amenaza, es un aliado potente en la personalización del aprendizaje y en la atención de las necesidades únicas de cada estudiante.

Como facilitadores, guiaremos a los estudiantes a través del vasto océano de información, que crece y se desvanece a un ritmo sin precedentes. La educación se ha transformado de una recepción pasiva de información a un viaje activo, liderado por el estudiante. Deben fomentar la creatividad, la innovación, las habilidades de solución de problemas y el entusiasmo por el aprendizaje continuo.

La riqueza de información en línea requiere la enseñanza de habilidades para la evaluación crítica y el procesamiento efectivo de información en línea. La educación global expone a los estudiantes a conocimientos de todo el mundo, lo que implica habilidades en interculturalidad y empatía.

Conclusión

Al abrazar este gran cambio, debemos recordar que nuestra pasión y compromiso son los faros para las futuras generaciones. Aprovechar las herramientas y recursos a su disposición, pero sobre todo, mantener nuestras mentes y corazones abiertos a nuevas pedagogías. Juntos, podemos forjar un sistema educativo que resuene con el ritmo de nuestros tiempos y allane el camino hacia un futuro más brillante y lleno de oportunidades.

Como articula la Deusto Business School, para aquellos criados en Internet, el conocimiento se ha aplanado, sin jerarquías ni compartimentos, reflejando nuestra sociedad líquida. Es en este contexto donde nosotros , como educadores, debemos aprender a conversar no solo con los estudiantes, sino con los mismos procesos de pensamiento generados por la inteligencia artificial, comenzando desde los niveles más básicos de la educación primaria.

En la sociedad del conocimiento, no somos solo educadores. Somos navegantes, guiando a través de las mareas digitales, y es hora de que tomemos el timón con previsión, valor y la comprensión de que nuestro diálogo con la IA no es solo inevitable, sino fundamentalmente enriquecedor para el viaje educativo que tenemos por delante.

Autoría

Xavier Ferrer i Serra – Experto en industrias creativas digitales y educación | XR+ inteligencia artificial + metaverso | Docente | Conferenciante | . | Mudit.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *